Skip navigation

Hay quien dice que el amor es como un río, que ahoga a los juncos jóvenes. Hay quien dice que el amor es como una cuchilla que deja tu alma sangrando. Hay quien dice que el amor es como el hambre, una interminable y dolorosa necesidad. Yo digo que el amor es como una flor, y tú eres su única semilla. Es el corazón temeroso de romperse, que nunca aprendió a bailar. Es el sueño temeroso de despertarse, que nunca aprovechó la oportunidad. Es aquel que no querrá nadie, que parece incapaz de ofrecerse. Y es el alma temerosa de morir, que nunca aprendió a vivir. Cuando la noche ha sido tan solitaria y el camino ha sido tan largo, y tú pienses que el amor es solo para los afortunados y los fuertes, entonces recuerda que en invierno, justo debajo de la fría nieve, yace una semilla que, con el amor del sol, en primavera se convertirá en la rosa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: